Desmontando mitos: La figura del Community Manager

La era del Marketing Digital ha dado lugar a nuevos perfiles profesionales que deben poseer una alta formación y experiencia en el ámbito tecnológico junto a las denominadas competencias transvsersales, aquellas relacionadas con la inteligencia emocional.

Un periodo caracterizado por la incertidumbre y las tecnologías disruptivas debe componerse de profesionales que sean capaces de trabajar bajo presión y con un alto nivel de exigencia, que dejen el individualismo y apuesten por el trabajo en equipo. Solo de esta forma conseguirán alcanzar los elevados estándares de calidad que el cliente actual requiere.

Según el informe que ha realizado LinkedIn sobre las profesiones emergentes en España, las 15 más importantes han sido:

Tras este estudio, resulta evidente que las profesiones relacionadas con el mundo digital son las más demandadas actualmente. Además, se buscan perfiles que sean capaces de gestionar la relación entre las empresas y los clientes, como vía de comunicación entre ambos, emergiendo así la figura del Community Manager.

La figura del Community Manager, ¿qué es?

Community Manager o responsable de la comunidad en español, es un término que hace referencia a los profesionales del marketing digital que se dedican a gestionar la presencia e imagen de la marca en el mundo online, así como las relaciones entre ésta y sus clientes. Su trabajo estará orientado a potenciar la comunicación bidireccional ejerciendo como profesional encargado de conectar ambas partes y atendiendo no solo a los clientes actuales, sino también, a los potenciales.

Existe una pésima tendencia a infravalorar las funciones que realiza el Community Manager a causa del desconocimiento y los comentarios tan poco acertados que suelen realizarse: «ah, tú llevas eso de subir fotografías a Instagram, ¿no?», «qué bien, ojalá me pagasen a mi por publicar una cosa al día en redes, eso sí que es un trabajo fácil», «¿esa es tu tarifa? pero si lo que haces tú me lo puede hacer mi cuñado».

A ver que no me refiero a que los cuñados no puedan ser polivalentes, pero al igual que no todo el mundo sabe operar a corazón abierto, tampoco todo el mundo sabe gestionar correctamente una comunidad online. La gran diferencia entre el Community Manager y aquellos que dicen «eso es fácil, te lo hago yo», o «eso me lo hace mi cuñado/amigo/sobrino» es que el Community sabe lo que hace y el por qué lo hace, cada acción está sustentada por una estrategia exhaustivamente planificada.

Entonces, ¿qué no es un Community manager y qué si lo es?:

  • No es: La persona que publica de vez en cuando en Twitter, Instagram o Facebook, no es un becario que realiza esta función «hasta que encuentre algo mejor», no es una persona que sólo entiende de aplicaciones, no es un diseñador web + un programador informático + todo lo que tenga que ver con el mundo digital y no es el responsable de todo el departamento de marketing digital (aunque a veces lo parezca).
  • Es: Un perfil profesional y cualificado, que toma decisiones, planifica estrategias y analiza entornos digitales, gestiona las relaciones que se producen en el mismo, conoce en profundidad las redes sociales, cómo funcionan y cómo sacar el mayor rendimiento, sabe cómo medir los resultados además de ser un gran comunicador entre otros aspectos.

Por otra parte, el responsable de la comunidad trabajará siempre para la consecución de los objetivos que la marca a la que presta sus servicios le ha determinado, primando la reputación de ésta, así como el aumentar su visibilidad e interacción con sus clientes. 

Pero tal y como he mencionado anteriormente, el trasfondo de un Community manager es la existencia de un por qué detrás de cada acción. Este perfil conoce la importancia del dicho popular «mejor poco y bueno, que mucho y malo». ¿A qué me refiero?

Al igual que habrás observado perfiles de influencers con más de 10.000 seguidores también existen marcas en internet con tales cifras en sus redes. Pero si observas que una cuenta tiene, por ejemplo, 20.000 seguidores pero después los «me gusta» no llegan a 500 o los comentarios son prácticamente nulos, ¿qué tipo de comunidad están creando? ¿Es ese realmente el objetivo?

Claramente un buen Community Manager jamás preferirá cantidad a calidad. Uno de sus principales objetivos es generar una comunidad participativa, a la que su contenido les aporte valor, seguidores que compartan y comenten. En definitiva, atraer el tráfico adecuado para que, finalmente, su esfuerzo se refleje en un aumento de las conversiones. 

¿Qué actividades realiza un Community Manager?

Para generar esa interacción existen 5 actividades fundamentales que todo Community Manager realiza en su día a día:

  1. Estar conectado e informado: La actualidad es el tema más relevante para un Community, por ello deben estar al tanto de las nuevas tendencias que se están produciendo en el mercado, qué es lo que hace o dice la competencia, cuáles han sido los temas más comentados en el día o qué nuevos gustos e intereses se están despertando en su público.
  2. Crear y curar contenidos: Se encarga de producir contenido atractivo y relevante acorde al medio en el que se vaya a publicar para informar a los clientes sobre las novedades de la marca, información a cerca de la misma, cómo trabajan… Con ello también potencian la sensación de transparencia y cercanía entre la empresa y los usuarios.
    Además, la curación de contenidos es otra de las grandes funciones de este profesional. El Community Manager sabe que su público quiere información que sea de utilidad y no que se le avasalle con continua información sobre la marca. Como consecuencia, analizará, filtrará y seleccionará contenido de terceros que sean interesantes para compartirlo con la comunidad.
  3. Planificación y programación del contenido: Es el responsable de saber cómo y cuándo se publicará el contenido que ha estado preparando. Deberá tener en cuenta los diversos eventos que se celebren ese día, ya que, puede reducir el impacto deseado. Existen algunas herramientas que ayudan a la programación, publicación y medición de contenidos, además de ofrecer una visión completa del trabajo semanal: Hootsuite, Metricool, Tweetdeck, Buffer, Postcron…
  4. Escuchar: No obstante, para crear contenido y saber si éste está funcionando tienes que escuchar de forma activa lo que piden tus usuarios. El Community manager debe entender a su audiencia y motivarlos a que expresen su opinión a cerca de la información que le estamos proporcionando. Es el encargado de crear, mantener y trasladar la conversación. 
  5. Crear red de contactos: El denominado networking. El Community Manager debe nutrirse de contactos que puedan serle de ayuda, de áreas complementarias que aporten una visión global sobre diversos temas o que le ayuden a conocer el entorno de una forma más fidedigna. Busca cooperar e intercambiar ideas así como apoyar su contenido para que éstos lo hagan de forma recíproca.
  6. Medir e interpretar los resultados obtenidos: Si se mide, existe. Para saber si se ha alcanzado los objetivos planteados en la estrategia inicial, deben medir los resultados obtenidos en sus diversas acciones de Social Media. Con ello, entenderán qué está funcionando y que no, para así potenciar lo positivo y suplir las carencias existentes.

Habilidades de un Community Manager.

Si estás planteándote prepararte profesionalmente para ser un Community Manager quiero comunicarte cuáles son algunas de las principales habilidades que debes tener y potenciar:

En definitiva, el Community Manager es una apuesta segura dentro del mundo digital pues no solo impulsará tu marca, también te ayudará a comprender la importancia que tiene gestionar correctamente la comunidad online siendo tu mejor aliado a la hora de entender el por qué se ha producido una crisis de reputación. Pero, sobre todo, es capaz de humanizar la marca y crear historias que envuelvan a los usuarios. 

En palabras de Isra García: «Al Community Manager le apasiona lo que hace, el Social Media es para él o ella lo que para Picasso eran los cuadros, un medio de expresión capaz de crear cambio en las personas y a su alrededor».

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

La era del Marketing Digital ha dado lugar a nuevos perfiles profesionales que deben poseer una alta formación y experiencia en el ámbito tecnológico junto a las denominadas competencias transvsersales, aquellas relacionadas con la inteligencia emocional.

Un periodo caracterizado por la incertidumbre y las tecnologías disruptivas debe componerse de profesionales que sean capaces de trabajar bajo presión y con un alto nivel de exigencia, que dejen el individualismo y apuesten por el trabajo en equipo. Solo de esta forma conseguirán alcanzar los elevados estándares de calidad que el cliente actual requiere.

Según el informe que ha realizado LinkedIn sobre las profesiones emergentes en España, las 15 más importantes han sido:

 

Tras este estudio, resulta evidente que las profesiones relacionadas con el mundo digital son las más demandadas actualmente. Además, se buscan perfiles que sean capaces de gestionar la relación entre las empresas y los clientes, como vía de comunicación entre ambos, emergiendo así la figura del Community Manager.

La figura del Community Manager, ¿qué es?

Community Manager o responsable de la comunidad en español, es un término que hace referencia a los profesionales del marketing digital que se dedican a gestionar la presencia e imagen de la marca en el mundo online, así como las relaciones entre ésta y sus clientes. Su trabajo estará orientado a potenciar la comunicación bidireccional ejerciendo como profesional encargado de conectar ambas partes y atendiendo no solo a los clientes actuales, sino también, a los potenciales.

Existe una pésima tendencia a infravalorar las funciones que realiza el Community Manager a causa del desconocimiento y los comentarios tan poco acertados que suelen realizarse: «ah, tú llevas eso de subir fotografías a Instagram, ¿no?», «qué bien, ojalá me pagasen a mi por publicar una cosa al día en redes, eso sí que es un trabajo fácil», «¿esa es tu tarifa? pero si lo que haces tú me lo puede hacer mi cuñado».

A ver que no me refiero a que los cuñados no puedan ser polivalentes, pero al igual que no todo el mundo sabe operar a corazón abierto, tampoco todo el mundo sabe gestionar correctamente una comunidad online. La gran diferencia entre Community Manager y aquellos que dicen «eso es fácil, te lo hago yo», o «eso me lo hace mi cuñado/amigo/sobrino» es que el Community sabe lo que hace y el por qué lo hace, cada acción está sustentada por una estrategia exhaustivamente planificada.

Entonces, ¿qué no es un Community manager y qué si lo es?:

  • No es: La persona que publica de vez en cuando en Twitter, Instagram o Facebook, no es un becario que realiza esta función «hasta que encuentre algo mejor», no es una persona que sólo entiende de aplicaciones, no es un diseñador web + un programador informático + todo lo que tenga que ver con el mundo digital y no es el responsable de todo el departamento de marketing digital (aunque a veces lo parezca).
  • Es: Un perfil profesional y cualificado, que toma decisiones, planifica estrategias y analiza entornos digitales, gestiona las relaciones que se producen en el mismo, conoce en profundidad las redes sociales, cómo funcionan y cómo sacar el mayor rendimiento, sabe cómo medir los resultados además de ser un gran comunicador entre otros aspectos.

Por otra parte, el responsable de la comunidad trabajará siempre para la consecución de los objetivos que la marca a la que presta sus servicios le ha determinado, primando la reputación de ésta, así como el aumentar su visibilidad e interacción con sus clientes. 

Pero tal y como he mencionado anteriormente, el trasfondo de un Community manager es la existencia de un por qué detrás de cada acción. Este perfil conoce la importancia del dicho popular «mejor poco y bueno, que mucho y malo». ¿A qué me refiero?

Al igual que habrás observado perfiles de influencers con más de 10.000 seguidores también existen marcas en internet con tales cifras en sus redes. Pero si observas que una cuenta tiene, por ejemplo, 20.000 seguidores pero después los «me gusta» no llegan a 500 o los comentarios son prácticamente nulos, ¿qué tipo de comunidad están creando? ¿Es ese realmente el objetivo?

Claramente un buen Community Manager jamás preferirá cantidad a calidad. Uno de sus principales objetivos es generar una comunidad participativa, a la que su contenido les aporte valor, seguidores que compartan y comenten. En definitiva, atraer el tráfico adecuado para que, finalmente, su esfuerzo se refleje en un aumento de las conversiones. 

¿Qué actividades realiza un Community Manager?

Para generar esa interacción existen 5 actividades fundamentales que todo Community Manager realiza en su día a día:

  1. Estar conectado e informado: La actualidad es el tema más relevante para un Community, por ello deben estar al tanto de las nuevas tendencias que se están produciendo en el mercado, qué es lo que hace o dice la competencia, cuáles han sido los temas más comentados en el día o qué nuevos gustos e intereses se están despertando en su público.
  2. Crear y curar contenidos: Se encarga de producir contenido atractivo y relevante acorde al medio en el que se vaya a publicar para informar a los clientes sobre las novedades de la marca, información a cerca de la misma, cómo trabajan… Con ello también potencian la sensación de transparencia y cercanía entre la empresa y los usuarios.
    Además, la curación de contenidos es otra de las grandes funciones de este profesional. El Community Manager sabe que su público quiere información que sea de utilidad y no que se le avasalle con continua información sobre la marca. Como consecuencia, analizará, filtrará y seleccionará contenido de terceros que sean interesante para compartirlo con la comunidad.
  3. Planificación y programación del contenido: Es el responsable de saber cómo y cuándo se publicará el contenido que ha estado preparando. Deberá tener en cuenta los diversos eventos que se celebren ese día, ya que, puede reducir el impacto deseado. Existen algunas herramientas que ayudan a la programación y publicación de contenidos y que ofrecen una visión completa del trabajo semanal: Hootsuite, Metricool, Tweetdeck, Buffer, Postcron…
  4. Escuchar: No obstante, para crear contenido y para saber si éste está funcionando tienes que escuchar de forma activa lo que piden tus usuarios. El Community manager debe entender a su audiencia y motivarlos a que expresen su opinión a cerca de la información que le estamos proporcionando. Es el encargado de crear, mantener y trasladar la conversación. 
  5. Crear red de contactos: El denominado networking. El Community Manager debe nutrirse de contactos que puedan serle de ayuda, de áreas complementarias que aporten una visión global sobre diversos temas o que le ayuden a conocer el entorno de una forma más fidedigna. Busca cooperar e intercambiar ideas así como apoyar su contenido para que éstos lo hagan de forma recíproca.
  6. Medir e interpretar los resultados obtenidos: Si se mide, existe. Para saber si se ha alcanzado los objetivos planteados en la estrategia inicial, deben medir los resultados obtenidos en sus diversas acciones de Social Media. Con ello, entenderán qué está funcionando y que no, para así potenciar lo positivo y suplir las carencias existentes.

Habilidades de un Community Manager.

Si estás planteándote prepararte profesionalmente para ser un Community Manager quiero comunicarte cuáles son algunas de las principales habilidades que debes tener y potenciar:

En definitiva, el Community Manager es una apuesta segura dentro del mundo digital pues no solo impulsará tu marca, también te ayudará a comprender la importancia que tiene gestionar correctamente la comunidad online siendo tu mejor aliado a la hora de entender el por qué se ha producido una crisis de reputación. Pero, sobre todo, es capaz de humanizar la marca y crear historias que envuelvan a los usuarios. 

En palabras de Isra García: «Al Community Manager le apasiona lo que hace, el Social Media es para él o ella lo que para Picasso eran los cuadros, un medio de expresión capaz de crear cambio en las personas y a su alrededor».

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook

Deja un comentario